María Martínez-Cañas, Rebus + Diversions, Untitled 10 (Sin título 10), 2016.
Cortesía de María Martínez-Cañas.

Con su serie Rebus + Diversions, María Martínez-Cañas aprovecha los archivos del curador José Gómez Sicre para explorar la historia del arte cubano y su propia biografía.  Aquí, Martínez-Cañas conversa con Cuban Art News sobre cinco de sus obras y las historias que la sustentan.

________________________________________

Primer plano histórico: “Modern Cuban Painters” en el MoMA

________________________________________

¿Cómo surgió esta serie?

No sé si recuerdas que en septiembre de 2015 escribiste un artículo sobre Vestigios, la serie en la que las imágenes aparecen borradas. Empecé esa serie fotografiando páginas, páginas en blanco o páginas que tenían restos o manchas. Pertenecían a los archivos que tengo de José Gómez Sicre.

_____________________________________

En charla con María Martínez-Cañas: “Lo que permanece”

_____________________________________

Eso  se convirtió no sólo en páginas en blanco, sino también en páginas con clips de los periódicos. A partir de ahí, fotografié un pequeño clip de periódico, pequeño, sobre la inauguración del Museo de Arte Moderno de la Exposición de Pintores Cubanos Modernos en Nueva York [en 1944].

Es con ese pequeño clip de periódico que comencé. Tomé papel de lija y empecé a lijar [la imagen]. De ahí surge la idea de Vestigios, y dejé a un lado las páginas en blanco de las que tomé fotos, e hice Vestigios.

En 2016, recibí la beca Pollock Krasner en fotografía. Había propuesto un proyecto completamente diferente, pero al comenzar, de repente decidí que necesitaba trabajar con algo mucho más personal.

Saqué de nuevo las páginas en blanco. Una de ellas había permanecido en mi mente, la imagen de la carpeta de archivos en blanco. Fui a los álbumes de recortes de periódicos que tenía Gómez Sicre. Comencé a mirarlos y descubrir que tenían imágenes que también tenían manchas. Permanecía la idea de los restos y las cosas que quedan atrás, por tanto,  sentí que necesitaba continuar trabajando en eso.

Decidí, voy a sacar estas páginas del libro de recuerdos, con todo el material que hay, voy a archivarlas, sin escanearlas, sin usar nada más que el material.

Una cosa llevó a otra, y se hicieron más esculturales. No podía parar…  tenía esa energía. Hice las 20 obras en cuatro meses.

Has elegido el número 2 para empezar.

María Martínez-Cañas, Rebus + Diversions, Untitled 2 (Sin título 2), 2016.
Cortesía de María Martínez-Cañas.

Ésta es la que tiene el recorte de periódico. Cuando fotografié los recortes, vi que tenían esta hermosa calidad tridimensional.

Lo que está mirando en esta pieza en particular es una impresión a tinta del recorte de periódico con 31 x 44 pulgadas. Y luego, en forma de collage,  dispuse los recortes de periódicos en la pieza.

Esta es una constante en mi trabajo: quiero desafiar la noción de lo que el espectador, el público, siente que está viendo. Recuerdo cuando mi padre llegó al estudio, fue a tocar la parte gris bajo el recorte de periódico, pensando que era tridimensional.

Detalle de María Martínez-Cañas, Rebus + Diversions, Untitled 2 (Sin título 2), 2016.
Cortesía de María Martínez-Cañas.

Ese aspecto de casi mentir con la imagen fotográfica siempre me ha intrigado, y es algo con lo que continúo trabajando. Pero el verdadero recorte de periódico también se puso allí. Y ahora ves el tamaño del original en comparación con el tamaño que imprimí.

Entonces, te envié la número 5.

María Martínez-Cañas, Rebus + Diversions, Untitled 5 (Sin título 5), 2016.
Cortesía de María Martínez-Cañas.

Sabes, en un libro de recuerdos, lo pegas todo. En éste, quería pegar algunas partes de las páginas, y permitir que algunas otras partes permanezcan sin ser pegadas.

Vea la esquina de abajo donde dice ‘Cuba Arte’? Ese punto, esa esquina, sobresale. Eso es real, tridimensional. La fotografía de fondo, a tinta, es la carpeta que mencioné anteriormente.

En la parte superior, esa cosa azul claro es una carta que Gómez Sicre escribió a mi padre en 1980, algo sobre mi fotografía … hablando de mí. Sentí, voy a abordar aún más lo personal aquí.

Detalle de María Martínez-Cañas, Rebus + Diversions, Untitled 5 (Sin título 5), 2016.
Cortesía de María Martínez-Cañas.

También me estaba desafiando a pensar de manera más abstracta, y a trabajar con capas. Todos estos materiales no están juntos en una página. Se construyen, en capas.

Hay una fotografía debajo de “Arte.” Es un grupo de personas. Dos de ellas son las hermanas de Cundo Bermúdez, que están mirando una pintura suya que borré. Conocí a las hermanas, y conocí personalmente a Cundo, porque vivió con nosotros por unos años en nuestra casa en Puerto Rico. Para mí Cundo era como un abuelo.

Así que el trabajo comenzó a ser mucho más personal.

La siguiente es la número 6.

María Martínez-Cañas, Rebus + Diversions, Untitled 6 (Sin título 6), 2016.
Cortesía de María Martínez-Cañas.

Observe que la tinta en el fondo en realidad es la página que está encima de él. ¿Ves las dos marcas?

Ésta es sobre Henry Moore. Tomé los años 1940, imágenes de 1937 – grabados de gelatina de la obra de Henry Moore que Gómez Sicre tenía en los archivos – y comencé a ponerlos abajo. Tomé una de las estampas de gelatina -la de la izquierda- y hay un pequeño sobre de vidrio en la parte inferior izquierda. Doblé la imagen, que es de 1937 o de la década de 1940. Básicamente la doblé por la mitad y decidí pegar la mitad de la impresión de gelatina de plata en la tinta. Y la otra mitad…la escultura, la lijé.

Detalle de María Martínez-Cañas, Rebus + Diversions, Untitled 6 (Sin título 6), 2016.
Cortesía de María Martínez-Cañas.

Pues, hay una fotografía de otra escultura, la de arriba a la izquierda, que tiene cuerdas. Eso me hizo pensar: que bueno sería traer cuerdas a la obra, o incluirlas  en el trabajo? En ese momento no tenía el material, así que sólo conecté el pequeño envoltorio de cristal, donde estaba el negativo, y lo conecté con lápiz de grafito blanco.

Dentro de esa vidriera sobre la que Gómez Sicre escribió ‘Henry Moore’… su escritura está allí, hay un negativo real de una fotografía donde Gómez Sicre está de pie junto a Henry Moore. Puse el negativo original allí.

Así que ahora serían incluidos más objetos. Objetos que son mucho más tridimensionales.

Luego vamos a la número 8.

María Martínez-Cañas, Rebus + Diversions, Untitled 8 (Sin título 8), 2016.
Cortesía de María Martínez-Cañas.

La número 8 se basa en el artista uruguayo Joaquín Torres García. Gómez Sicre realizó una conferencia sobre Torres García. Tomé las diapositivas y comencé a cortarlas y juntarlas. Algunas tienen cintas adhesivas rojas: simplemente las conecté.

Había una impresión de gelatina, que es la imagen central. Pegué algo encima de ella. Esa es una escultura al aire libre que el artista realizó. Luego tomé una impresión de gelatina de una pintura que está al lado de ella [a la derecha], que también doblé, pero decidí mostrar más la parte de atrás que la parte delantera de la pintura – que es donde tienes toda la escritura y las diferentes etiquetas sobre su procedencia.

Tengo un libro del artista Joaquín Torres García de 1932. Escaneé la portada del libro, sobre algunas de las páginas del libro de recortes, y ese es el otro material que ves. Ese es el frente del libro.

Una vez más, la misma página que fotografié es la página que está en el centro de la pieza. Puede ver el plegado del papel amarillo sobre la tinta en blanco y sobre la página del libro de recortes.

Y luego la número 10.

La número 10 es probablemente un de las más personales de toda la serie, porque es de Cundo. Fue uno de los más difíciles de hacer, con un mayor nivel de complejidad que el trabajo más grande [de la serie]. Porque se trata de alguien muy querido y que yo conocía desde que tenía ocho años.

Había una cartera vacía que formaba parte de los archivos de Gómez Sicre. Decidí pegar la cartera en la impresión de tinta. Luego tomé una aguada  Cundo había hecho para mí a los diez años, la escanée, porque no voy a poner el original y la metí dentro de la carpeta de trabajos. Si ves la obra en persona en la galería, puedes ver que escribió “María” en la parte inferior.

Detalle de María Martínez-Cañas, Rebus + Diversions, Untitled 10 (Sin título 10), 2016. (Vea imágen completo en la parte superior del artículo.)
Cortesía de María Martínez-Cañas.

Luego le puse una carta escrita alrededor de 1976. Era una carta muy personal que había tenido en mis archivos. A la izquierda, apenas se puede ver, porque es un poco más oscuro, hay una transparencia de 4 x 5 que hizo de mi madre y tres de nosotros.

A la izquierda está un pequeño folleto de un artículo que Gómez Sicre escribió sobre la obra de Cundo. Luego tomé una imagen de gelatina de Cundo, la lijé y dejé su rostro más aparente.

En cierto modo, siento que estas obras son reacciones a mi identidad. Volví a trabajar en esta serie -especialmente en las diez primeras obras -, con material cubano que he utilizado antes en mi trabajo. Y con los materiales reales de los archivos.

Qué sucede en la serie después de la número 10?

En la número 11, todo cambia repentinamente. Se vuelven mucho más esculturales. Al mirar este archivo con obras de José Luis Cuevas, del venezolano Jesús Rafael Soto, de Agustín Fernández-de repente decidí incluir  características mías como latino, o latinoamericano si soy cubano. Pensando en Diego, Soto -y también en Moholy Nagy, porque también he sido muy influenciado por la fotografía de la Bauhaus. Entonces me permití hacer algo que nunca había hecho antes, con la tridimensionalidad de la obra.

María Martínez-Cañas, Rebus + Diversions, Untitled 20 (Sin título 20), 2016.
Cortesía de María Martínez-Cañas.

Una imagen, la última de la serie, se separa 18 pulgadas de la pared. Eso se hace con papel fotográfico de hace 30 años, lo cual ya no se hace. En lugar del cuarto oscuro, hice la impresión poniendo el papel fotográfico en mi impresora de tinta y creé imágenes en la parte superior de ella, permitiendo que el papel cambiara de color sólo por estar expuesto a la luz. Eso abrió nuevas ideas para las obras. Y los cables, los círculos, y todo.

Me parece un momento de mucho vigor. Voy a seguir trabajando.

Una exposición de María Martínez-Cañas: Rebus + Diversions corrió del 3 de febrero al 6 de marzo de 2017 en la Fredric Snitzer Gallery, Miami.

Susan Delson es editora en Nueva York de Cuban Art News desde el año 2009. Ex miembro del Departamento de Educación del Metropolitan Museum of Art, ha sido editora para instituciones como Museum of Modern Art, Asia Society, El Museo del Barrio. Entre sus obras, ha escrito el estudio y biografía cinematográfica de "Dudley Murphy, Hollywood Wild Card" y editó "Ai Weiwei: Circle of Animals". Ha sido editora de revistas como Forbes, Louise Blouin Media, y otras.