Wifredo Lam, Femme cheval, 1950.
Cortesía de Tate Modern.

Termina el verano. A solo unas semanas de la temporada otoñal, centramos nuestra atención en la serie de preestrenos del arte y los artistas cubanos. (Vea el primero preestreno, en la temporada otoñal en CIFO, aquí.)

Ordenadas por fecha de apertura, presentamos la programación para septiembre: cuatro exposiciones en importantes museos de La Habana, Londres y EE.UU.

14 de septiembre: Londres

The EY Exhibition: Wifredo Lam

Tate Modern

Con un debut en el Centro Pompidou de París, el pasado mes de septiembre y cierre a principios de este mes en el Reina Sofía de Madrid, esta retrospectiva hace su parada final en el Tate Modern a mediados de septiembre. Mostrando la creación de Lam desde sus días de estudiante hasta los grabados de los años 1960 y 1970, la muestra explora el tiempo del artista en España, durante los años 1920 y 1930, su compromiso con el surrealismo, y la profunda relación con Cuba y el Caribe en la década crucial de 1940.

Wifredo Lam, André Breton y Jacques Herold, Cadavre exquis, 1940.
Cortesía de Centre Pompidou.

Entre las obras expuestas están la obra maestra de Lam La jungla , 1943, cedida por el MoMA; Presencia Eterna  (un homenaje a Alejandro García Caturla), 1944, completada en Haití mientras viajaba junto al surrealista André Breton; y Manos cruzadas de 1951.

En el video del sitio web de Tate Modern, el hijo del artista, Eskil Lam, recuerda a su padre y algunos de los mejores momentos de su carrera.

Wifredo Lam abrirá sus puertas hasta el 8 de enero.

15 de septiembre: Columbus, OH

Cuban Forever Revisited

Colección Pizzuti

En septiembre de 2013, la Colección Pizzuti abrió sus puertas con Cuban Forever, una exposición inaugural extraída de las colección de los fundadores Ron y Ann Pizzuti, con obras de más de 20 artistas cubanos contemporáneos. Tres años más tarde, Cuban Forever  Revisited presenta unas 70 obras en diversos medios: pinturas, grabados, fotografía, escultura y video.

René Francisco, Fábrica de utopias, 2014.
Cortesía de the Pizzuti Collection.

La exposición incluye casi 30 artistas, como Alexandre Arrechea, Salvador Corratgé, Teresita Fernández, Rocío García, Michel Pérez “El Pollo,” Sandra Ramos, Reynier Leyva Novo y Eduardo Ponjuán.

La muestra presenta las últimas adquisiciones de la colección de Ron y Ann Pizzuti, junto con una selección de obras de la Colección de la Familia Mershad, que incluye obras desde mediados del siglo XX y la Cuba pre-revolucionaria.

Sandra Ramos, Hoja de tabaco (Tobacco leaves), 2008.
Cortesía de the Pizzuti Collection.

Cuban Forever Revisited hasta el 31 de diciembre.

Michel Pérez, “El Pollo,” Gran pared, 2013.
Cortesía de the Pizzuti Collection.

16 de septiembre: Nueva York

Carmen Herrera: Lines of Sight

Whitney Museum of American Art

En el 2014, el Whitney adquirió el díptico de Herrera, Blanco y verde, 1959, para su colección. Dana Miller, curadora que dirigió la adquisición, pasó a organizar esta exposición, primera muestra individual del artista en un museo en casi 20 años.

Carmen Herrera, Wednesday (Miercoles), 1978.
© Carmen Herrera; cortesía de Whitney Museum of Art y Lisson Gallery.

La larga y prolífica carrera de Herrera comenzó desde adolescente y continúa hasta nuestros días, ya con 101 años. Las casi 50 obras de la muestra se centran en tres décadas cruciales en la carrera de Herrera, desde sus años en París después de la Segunda Guerra Mundial hasta la década de 1970. Durante este tiempo, el arte de Herrera evolucionó desde la abstracción hasta el estilo geométrico distintivo que sigue explorando.

Las obras expuestas incluyen una selección de sus primeras abstracciones de los años en París, dibujos, raras obras tridimensionales, y un conjunto de obras de la serie Blanco y verde, abarcando desde 1959 hasta 1971.

Carmen Herrera, Amarillo “Dos”, 1971.
© Carmen Herrera; cortesía de Whitney Museum of Art.

Carmen Herrera: Lines of Sight hasta el 2 de enero.

23 de septiembre: La Habana

Glexis Novoa: Las cosas como son

Museo Nacional de Bellas Artes

Recientemente, Novoa comenzó a trabajar de nuevo en La Habana después de una ausencia de muchos años. En el estudio, regresó a una serie de pinturas, La Etapa práctica, 1989-1993, que había sido interrumpida por su partida en 1993.

Glexis Novoa, Almendrón, 2014.
Cortesía de David Castillo Gallery, Miami Beach.

Como un cuerpo de obras, La etapa práctica analizó el lenguaje de poder dentro de la sociedad cubana en el momento. Al regresar a la serie, Novoa descubrió un panorama político y social que ha cambiado drásticamente.

“Las nuevas pinturas destacan una serie de elementos que ejemplifican los nuevos valores que aparecen como palabras, como ejemplos de nuevos paradigmas “, escribió Novoa en un correo electrónico a Noticias de Arte Cubano. Oí palabras repetidas entre las gentes, entre los vendedores ambulantes y en mis conversaciones con colegas intelectuales. Palabras tales como: almendrón, el dengue, Hemingway, Garaicoa, latas de carne, Peter Kilchman, Revolico… referencias que dibujan un nuevo panorama”.

Curada por Corina Matamoros del MNBA, Las cosas como son presenta 11 pinturas de la serie ampliada La etapa práctica, junto con 11 esculturas.

Las esculturas serán familiares para aquellos que hayan visto la instalación de Novoa en una estructura abandonada en el malecón, en la edición 2015 de Detrás del muro en la Bienal de La Habana. (Ver nuestro recorrido fotográfico aquí.)

Glexis Novoa, Lenin, 2015.
Cortesía de David Castillo Gallery, Miami Beach.

“Me las arreglé para recuperar todos los dibujos realizados durante la Bienal de La Habana 2015”, escribió Novoa, “y produje una serie de bases hechas con la técnica del” cemento directo ‘(acero y cemento), a la medida de cada uno de estos fragmentos.

“Cada dibujo se ubica a la altura original y cada una de las bases se inspira en la arquitectura vernácula de La Habana y las referencias a cada uno de los dibujos. Los diseños de las bases también recuerdan estilos modernistas desarrollados en Cuba por escultores como Florencio Gelabert y Mateo Torriente.

“El resultado es un conjunto de esculturas pequeñas, independientes que recuerdan a los monumentos vernáculos que se pueden encontrar por toda la ciudad, un diálogo con el tiempo y un recorrido por la ciudad cambiante.”

Glexis Novoa: Las cosas como son hasta el 16 de enero.

Cortesía de Glexis Novoa.