Tuesday September 26, 2017

La Fundación CINTAS Aprovecha el Momento en el Arte Cubano

Víctor Deupi habla sobre la inclusión de artistas cubanos de la isla

De la colección de la Fundación CINTAS de obras por sus ganadores de las becas: Emilio Sánchez, Casita en Miami.

Cortesía de CINTAS Foundation.

La Fundación CINTAS ha sido durante mucho tiempo una fuente de apoyo para artistas cubanos en Miami y fuera de esta. Sin embargo, algunas de las acciones de la fundación han generado un gran debate público al punto de que la fundación decidió abrir sus becas a los solicitantes en la isla. Cuban Art News conversó con el presidente del consejo de la Fundación CINTAS, Victor Deupi sobre diversos temas que abarcan desde la decisión de la fundación hasta el reciente anuncio del gobierno de Trump.

Ha sido presidente de la Fundación CINTAS durante seis meses más o menos. ¿Cuál fue su relación con la fundación antes de convertirse en su presidente?

Me uní a la junta directiva en el 2015. En aquel momento la Fundación estaba centrada en atraer rostros nuevos y jóvenes -y también algunos nombres establecidos- para proporcionar nueva visión y continuidad en el futuro.

Victor Deupi de la Fundación CINTAS.

Cortesía de Victor Deupi.

Estuve en el consejo durante un año y medio antes de que fuera nominado inesperadamente para la presidencia. Estoy honrado y encantado de servir. Pero nunca hubiera imaginado, que habiendo entrado a la junta en el 2015, después de un año y medio me pedirían dirigir la fundación en el próximo medio siglo.

Es un compromiso serio. ¿Por qué lo aceptaste?

Soy hijo de inmigrantes cubanos que se fueron en 1961. Me criaron en una familia cubana y me beneficié inmensamente de las oportunidades que la comunidad cubana ha recibido.

Al llegar a mitad de carrera, sentí que mi interés en Cuba crecía mediante la  investigación que estaba haciendo sobre la España del siglo XVIII. Comencé a darme cuenta de que había muchas cosas que ocurrían en lugares como La Habana y Nueva Orleans, y empecé a involucrarme más con Cuba.

Vista de la expo Impact and Legacy: 50 Years of the CINTAS Foundation, 2014, Miami Dade College Museum of Art and Design.

Cortesía de CINTAS Foundation.

Cuando me uní a la Universidad de Miami, descubrí que CINTAS era la manera perfecta de cumplir con la responsabilidad  que se espera de académicos y líderes en su campo. Si yo estuviera en Cuba, trabajando en Cuba [en mi investigación], tendría sentido el  estar involucrado en el servicio para promover el arte y la cultura cubanos.

Lo hice por mis padres también. Gracias a mis padres, siempre.

¿Qué motivos condujeron a la fundación a tomar la decisión de abrir las becas a los cubanos en la isla?

Ya se hablaba sobre este tema antes de unirme a la fundación. Es importante recordar que el caso de Cernuda v Heavey del Tribunal Supremo en 1989 permitió básicamente que ciudadanos estadounidenses compraran arte hecho en Cuba. Fue entonces cuando comenzó el gran debate sobre el arte cubano, hace 20 años.

Cuando se anunció en diciembre de 2014 que las relaciones diplomáticas serían restauradas, eso inmediatamente creó una discusión que, cuando me uní a la junta directiva en 2015, ya estaba en marcha, para estar en línea con esa política.

De la colección: Glexis Novoa, Ziggurat (To Late) The Sky #3, 2007.

Cortesía de CINTAS Foundation.

Un número de compañeros de CINTAS ya estaban trabajando en Cuba, así como en Miami y Nueva York. Tenían residencias duales, estudios duales. Hubo una fertilización cruzada mucho mayor.

Otra cosa que notamos fue que había artistas cubanos que habían emigrado, no a los Estados Unidos, sino a lugares como España, Francia y América Latina. La comunidad cubana estaba más allá de la comunidad de exiliados en los Estados Unidos. Era una diáspora mucho más complicada y más compleja.

El tema que realmente nos impactó es que no somos una organización política. Por lo tanto, si legalmente se nos permite conceder subvenciones a los cubanos en la isla, entonces lo haremos. No dar concesiones a los cubanos en la isla - sería una decisión política, dado el hecho de que se han restablecido los lazos diplomáticos.

Estamos convencidos de que no somos una herramienta de la política de la Guerra Fría. Somos una fundación para artistas y artistas cubanos. Por lo tanto, no tomaremos una posición política.

Todas estas cosas fueron eliminadas al tomar la decisión unánime de la junta directiva de abrir becas a cubanos por todas partes.

De la colección, César Trasobares, Untitled-Quinces Series, 1980.

Cortesía de CINTAS Foundation.

Por lo que estoy leyendo, algunos proponen un argumento contrario: la decisión de la fundación tiene un impacto político y juega en manos del gobierno cubano.

En primer lugar, no estamos comprometidos con ningún organismo gubernamental en Cuba. Si un cubano ganara, no enviaríamos el dinero del premio a Cuba. El premio se otorga en Miami, en dólares estadounidenses. Si un artista cubano de España o Francia o Cuba o California lo ganara, tendrían que venir a Miami para recibirlo.

Estamos siguiendo la ley. No estamos involucrados con ninguna entidad, y estamos promoviendo  arte cubano. No estamos promoviendo la política cubana, ni estamos promoviendo ninguna política americana. Estamos promoviendo el arte cubano.

Los que afirman que estamos siendo políticos están haciendo un argumento político contra nosotros. Estamos promoviendo el arte en primer lugar, a diferencia del gobierno cubano, que no reconoce a los artistas de la diáspora. Sería quid pro quo de nuestra parte hacer lo mismo, decir que no reconoceremos a artistas cubanos en la isla.

Pero estamos tomando esto con la seriedad que merece. Estamos tomando la posición más independiente, la más alta, diciendo que no caeremos en esa mentalidad de Guerra Fría. No caeremos en ella. Mientras podamos legalmente, promover el arte cubano, lo haremos.

De la colección: Ernesto Pujol, No puedo dormir, 1997.

Cortesía de CINTAS Foundation.

¿Cómo describiría la retroalimentación que la Fundación ha recibido con esta decisión?

En general, ha sido excepcional. Nuestros miembros del consejo en Nueva York han dicho que no ha habido ningún empuje allí, y en Miami la respuesta ha sido abrumadoramente positiva. Debemos recordar que la demografía de Miami ha cambiado. Una parte significativa de la comunidad cubana en Miami ha abandonado la isla en los últimos 20 años. Representan una comunidad de compromiso.

Ha habido algunos críticos abiertos, y uno de estos lo denunció públicamente. Otro ex compañero de CINTAS renunció a CINTAS y su compañerismo, pero se quedó con el dinero. Y la fundación no pidió que devolviera el dinero.

De la colección: Angela Valella, Double image attached, 2013.

Cortesía de CINTAS Foundation.

La fundación ofrece tres becas este año, en las artes visuales, la arquitectura y el diseño, y la composición musical. ¿El número de solicitudes aumentó este año respecto al año pasado?

Recibimos más solicitantes este año que en años anteriores. Dos cosas: aumentamos el monto de las becas a US $ 20.000. Es una suma considerable, una suma muy competitiva. Y hemos hecho un esfuerzo para expandir la disponibilidad de quién puede aplicar.

¿Cómo describiría el grupo de solicitantes de este año?

Recibimos solicitantes de varias partes del mundo. Yo diría que una sexta parte de los solicitantes se identifican como ciudadanos cubanos. Algunos de ellos son residentes duales. Tienen un lugar en Cuba, o en otro lugar cualquiera, y van y vienen. Hay personas en este país que hacen eso.

Vista de la expo Impact and Legacy: 50 Years of the CINTAS Foundation, 2014, Miami Dade College Museum of Art and Design.

Cortesía de CINTAS Foundation.

¿Recibió muchos solicitantes que residen exclusivamente en la isla? Lo pregunto porque no hubo tanto tiempo entre el anuncio del cambio de política y el plazo del 1 de junio.

Lo entendimos, y no nos pronunciamos en contra  de la nueva política. Se pasó la noticia de boca en boca, personas que conocían a la gente, familias que tienen familia. Así funcionó.

Continuaremos haciendo las competiciones más fácilmente disponibles. El acceso a Internet es muy difícil, por lo que las cosas tienen que hacerse a través de PDF y de boca en boca o por teléfono. No es algo que sea muy fácil para los cubanos. Esperábamos que los números fueran bajos, y superaron nuestras expectativas.

La Fundación CINTAS no ha sido la única institución generadora de controversia en este sentido. El Miami Herald reportó críticas de la comunidad por la decisión del PAMM de mostrar el arte cubano de la isla, y también reportó alguna división sobre el Museo Americano de la Diáspora Cubana. ¿Qué crees que se quiere mostrar en este momento?

Por un lado, hemos estado aquí antes. En la década de 1980, el antiguo museo cubano empezó a mostrar el arte cubano, y allí fue el muy desafortunado incidente - una bomba explotó, destruyendo el museo en su estela. Esto viene de atrás.

De la colección: Abelardo Morell, Camera Obscura (Living Room)

Cortesía deCINTAS Foundation.

Las comunidades progresistas e instituciones comprometidas están haciendo esto con una visión muy futurista del destino del arte cubano. Todavía hay un segmento de la primera generación y la segunda generación de exiliados cubanos que son muy opuestos a cualquier tipo de compromiso. Para ellos esto representa una posición políticamente motivada, y no lo es.

¿Qué tipo de impacto cree usted que los recientes cambios de la administración Trump tendrán sobre la Fundación y su obra?

Las nuevas regulaciones no afectarán la capacidad de los cubanos y de los ciudadanos de los EEUU de ir y viajar y de participar. Cernuda v Heavey es un fallo de la Corte Suprema que nos permite seguir comprando arte. Y dado que otorgamos las becas y premios en los Estados Unidos, las nuevas regulaciones no deben afectarnos.

¿Qué tal el efecto sobre la comunidad del arte cubano en general, tanto en la isla como más allá?

No creo que eso vaya a afectar a los artistas en la isla. Cuando las cosas se estrecharon bajo George W. Bush en 2004, obtuvieron un apoyo tremendo a nivel mundial. Los artistas cubanos están en demanda globalmente, y no creo que eso cambie.

De la colección: Carmen Herrera, Blanco y verde, c. 1966.

Cortesía de CINTAS Foundation.

¿Algo que quiera agregar?

La Fundación CINTAS existe desde 1963. Hemos entregado más de 300 premios y premios de por vida a artistas, músicos, escritores, arquitectos y diseñadores cubanos. Y esperamos el próximo medio siglo, poder seguir ofreciendo premios competitivos, ampliar nuestras becas, conectar con los cubanos de todo el mundo y estar realmente a la vanguardia de lo que significa apoyar el arte cubano. La Fundación Cintas aprovecha el momento del arte cubano.

Susan Delson es editora en Nueva York de Cuban Art News desde el año 2009. Ex miembro del Departamento de Educación del Metropolitan Museum of Art, ha sido editora para instituciones como Museum of Modern Art, Asia Society, El Museo del Barrio. Entre sus obras, ha escrito el estudio y biografía cinematográfica de "Dudley Murphy, Hollywood Wild Card" y editó "Ai Weiwei: Circle of Animals". Ha sido editora de revistas como Forbes, Louise Blouin Media, y otras.