Thursday December 14, 2017

Charla con Sandra Ceballos, Parte 3 – Aglutinador, MAM, y proyectos futuros

La artista y curadora reflexiona sobre proyectos recientes y futuros.

Visitantes afuera del Espacio Aglutinador durante la estrena de Curadores, Come Home! ejercicio 2.

Cortesía de Sandra Ceballos

En las fragmentos anteriores de su charla, Sandra Ceballos—la fuerza detrás del Espacio independiente Aglutinador—refirió los inicios del proyecto y primeros años, y luego sobre los años 90s e inicios de la presente etapa. En la parte última, la artista comenta muestras recientes, el Museo de Arte Maníaco, y Curadores, Come Home!

Cuando dejamos, me hablabas del Torneo Audiovisual en 2009, a cura de Giselle Victoria, que combinó una exposición de video y un torneo de deportes. ¿Qué vino después?.

La Perra Subasta, a raíz de la 10 Bienal de la Habana (2009). Tú participaste. La idea fue cuestionar las bienales, como estas se habían convertido en ferias y las ferias en bienales. Las bienales están apoyadas por toda una maquinaria mercantilista, y no me refiero a la Bienal de la Habana, sino en general. Mientras muchas de las ferias más serias se desarrollan con un concepto, y se enfocan a mantener una calidad artística superior.

Así que mi exposición fue conceptual, donde nadie iba a vender absolutamente nada; por eso el nombre Perra Subasta. Es una ironía decir que aquí todo el mundo vende todo. Sarcásticamente dijimos – vengan y compren que aquí están los cuadros que Uds. se quieren llevar. Cuando la mayoría de las obras fueron muy herméticas, muy conceptuales con muy poca posibilidades de ser comercializadas.

El catálogo de la exposición Perra Subasta

Cortesía de Sandra Ceballos

Esta exposición es  un claro ejemplo de lo que te decía de tener una posición provocadora, agresiva e irónica con un target más directo con cada proyecto de Aglutinador-Laboratorio.

Después de esto viene lo que considero la tercera etapa Aglutinador-Country que comienza en el 2011 y aun es un work in progress. La idea es volvernos más reflexivos, cerrar las murallas de la excesiva tolerancia. Como oposición creamos Curadores come Home, donde invitamos a curadores a regresar y mostrar puntos de vistas. Es para mí una manera de demostrar como dos puntos de vistas antagónicos pueden convivir en el mismo espacio, esa es mi metáfora. La idea es buscar la armonía a partir de posiciones opuestas, diferentes, para estimular el movimiento y las cosas no se paralicen.

Vista general de la exposición Curadores, Come Home! ejercicio 1.

Cortesía de Sandra Ceballos

Hasta ahora solo hemos hecho tres ejercicios: Gerardo Mosquera presento a Santiago Sierra, Rachel Weiss a Glexis Novoa con Celia y Junior, mientras Magalys Espinosa hace Digan lo que quieran que nadie sabrá quién lo dice, una expo de grupo con doce artistas presentados de forma anónima.

Detalle de la instalación por Celia y Yunior en Curadores, Come Home! ejercicio 2.

Cortesía de Sandra Ceballos

Paralelo empiezo a trabajar en la creación del Museo de Arte Maniaco o MAM, enfocado en un arte cuestionador que defino como como maniaco, y considera el outsider art o art brut. Esta vez Aglutinador funciona como gestor, como puente, en su fase Aglutinador Brücke. Todo está basado en mi interés, que se ha venido desarrollando con el tiempo, de coleccionar. La idea es buscar artistas auténticos, que van más allá. Me interesa arte hecho por quien sea, graduados de una escuela o no. Como dije un arte inquisitivo, un arte psíquico, que sea introspectivo y tenga que ver con el mundo existencial. Es lo que llamo mentes peligrosas.

Vista general de la recepción para el Museo de Arte Maníaco.

Cortesía de Sandra Ceballos

La primera exposición fue una personal mía, que fue como declaración de principio, se llamó MAM: Museo de Arte Maníaco. La colectiva Mentes Peligrosas vino después, Mentes, primera fase y ahora Brujas, pero también brujos ambas en Línea 106.

O sea, a partir de aquí Aglutinador deja de ser el espacio físico donde estamos, y se convierte en una visión. Podrías elaborar un poco la idea.

Si, la idea es tomar un camino donde a la vez todo empieza a hacer más abierto, más amplio; en todos los sentidos sin perder el rigor. Había que sacar a Aglutinador para afuera, y comienzo trabajar buscando nuevos espacios. En ocasiones estos caminos se unen, creando un puente, como ahora que se alinean Aglutinador Country – Aglutinador Brücke - MAM. La idea es que Aglutinador no se desaglutina sino muta.

El paradigma es renovarse, no estancarse, buscar nuevas ideas, no aburrirse. Todos estos cambios de Aglutinador tienen que ver con los cambios en mi vida, en mi persona. Salir y trabajar con y en otros espacios es una forma de renacer.

¿Pero existe un vínculo entre Aglutinador y los otros espacios en la ciudad?.

Claro que sí. Aglutinador le abrió las puertas a muchos otros como Telégrafo, Casa-Galería Alejandro Ulloa, El Fanguito – estudio de Rodolfo Peraza, Estudio-Galería de Ítalo Expósito, Galería Xoho, y recientemente Riera Studio, Cristo Salvador y Línea 106, estudio de Alfredo Ramos y Katarzina Badach.

Cortesía de Sandra Ceballos

La realidad he colaborado con muchos de estos espacios, en algunos participe como artista, en otros asesore el trabajo he hice recomendaciones o apoyándolos materialmente con cosas puntuales que me han pedido. Otra ha sido promoviéndolos, llevándole gente para que se hagan más conocidos. Ahora como tal, Aglutinador solo se ha extendido a exhibir en Línea 106, aunque el trabajo con Riera Studio ha sido muy cercano. Ahora mi idea es no solo mantenerme en la Habana sino irme a provincias.

Video por Marta María Pérez Bravo en Brujas pero también Brujos en Linea 106

Cortesía de Sandra Ceballos

En esencia veo que hay dos Sandras una vinculada a Aglutinador, que lo personifica, y otra la artista. Ambas andan paralelas, con personalidad propia y en oportunidades se unen para ser una.

Sí. Nunca he parado de hacer mi trabajo. Lo que pasa es que mi trabajo dentro de Cuba ha sido anulado, fue una manera de castigarme por portarme mal y haber hecho un espacio independiente. A pesar de todo siempre he podido mantener un vínculo con el exterior, exponer y viajar, pero todo por fuera de las vías oficiales. Dentro de Cuba después que se abrió Aglutinador he podido hacer muy poco, cuando antes de abrir el espacio fue diferente.

Cuando Aglutinador toma fuerza entonces me barren, no existo y dicen que soy disidente. Todo por hacer exposiciones con artistas malditos.

Realmente, si de algo eres disidente, es con la institución arte en el país. Tú te sales de los moldes del sistema establecido.

Mira en una oportunidad un crítico de arte cubano apoyando el espacio, cuando se me acuso de ser un peligro para la seguridad nacional, dijo: en Aglutinador no se hace política, Aglutinador es política.

Entendí esa frase muy bien, pues el hecho de abrir y mantener un espacio independiente en pleno periodo especial donde las cosas estaban muy difíciles fue un reto. Un reto además, por mi decisión de invitar a trabajar a un grupo grande de artistas, entre ellos algunos artistas malditos. Eso en si era hacer política sin hacerla, comprendes. Es por eso que me gustó mucho la frase.

Visitantes a la apertura de Curadores, Come Home! ejercicio 2 incluyeron la filántropa y coleccionista Ella Fontanals-Cisneros.

Cortesía de Sandra Ceballos

Es que tu posición es irreverente, en un país como este en que el gobierno es dueño y se considera único rector de la política cultura, de pronto aparece un átomo libre diciendo este es mi espacio donde yo pongo las reglas. Tienes que haberlo hecho de una forma muy inteligente porque sino no estuviéramos hablando aquí, pudieras estar presa.

En realidad nunca hubo problema con que yo hiciera una fiesta en mi casa e invitara a mis amigos, que hiciera una exposición. De lo que se estaban en contra es que creara un mercado.

Vista general de Curadores, Come Home! ejercicio 3, por la curadora Magalys Espinosa

Cortesía de Sandra Ceballos

¿Pero Aglutinador fue un espacio comercial donde de la gente venía a comprar arte?

No, jamás. Jamás.

Eso es lo que veo, Aglutinador siempre ha sido un espacio de experimentación cultural, experimentación dentro del arte. De pronto quizás vendiste una obra o dos, pero no un espacio comercial.

Si es cierto, no puedo decir que no he vendido. Si he vendido alguna obra mía y de mi colección pero esto no es un espacio comercial.

No eres una galería comercial, como Galería Habana o La Acacia, por ejemplo.

Así es, nosotros no trabajamos con artistas comerciales y no cobramos ningún porciento o nada similar. Aquí vienen buscando otro tipo de artistas, justo aquellos que son no comerciales. De forma general he trabajo con artistas que no hacen obra para comerciar, aunque esto también es un segmento del mercado.

Coméntanos de tus proyectos recientes.

El pasado invierno organicé una muestra sobre brujas, Brujas pero también Brujos. La realicé en Línea 106, una casa de espacio grande y misterioso. La idea de la expo es presentar al Muerto, al Espíritu o Éggun como esencia o fundamento de todas las religiones y ritos ceremoniales del mundo: la Regla de Osha, el Sistema de Ifá, la Wicca, la Regla de Palo, el Vudú, el Espiritismo, el Cristianismo, etc. Es sabido que después de la Revolución de 1959 estas religiones se vieron mal, incluso se persiguieron a sus practicantes a los cuales entre otras cosas los expulsaban de las escuelas y las universidades.

En Brujas pero también Brujos, la sección "Espiritual con Espiritista," con Luis Manuel Otero

Cortesía de Sandra Ceballos

 

Si yo lo vi, fui testigo de todo eso.

Exacto, tienes que saberlo. La cosa es que a partir de un momento se comienza a aceptar, y no solo eso sino que se manipula comercialmente. Las tiendas de turistas están llenas de muñequitos que representan los Orishas, se mercantiliza, es más o menos lo mismo que ha sucedido con la cara del Che. Ahí es donde entro a comentar con mi expo de las Brujas, a mi lo que me interesa es hablar del Espiritismo que está en la base de estas religiones.

En esta exposición están participando artistas (practicantes o no) que refieren y expresan un acercamiento auténtico y respetuoso hacia el terreno espiritual.  He invitado artistas de otros lugares no solo cubanos.

Pienso que en Cuba, de forma general, el Espiritismo todavía esta discriminado, se burlan de las personas que pueden tener una visión, una intuición, que tienen una mediumnidad. Eso es algo que no entiendo bien y espero que trabajos como estos ayuden a cambiar esa percepción. Como te dije al principio la idea siempre fue aglutinar que es la única manera de crecer juntos, conviviendo.

Rafael DiazCasas historiador del arte y curador independiente con sede en Nueva York. Interesado en Arte Moderno y Contemporáneo, con un enfoque en Arte Latino Americano. Él escribe sobre el arte y la cultura para varias publicaciones. Co-Autor Hard Light: The work of Emilio Sanchez, Prestel, Londres – New York, 2011. Actualmente está trabajando en una monografía y un documental sobre la historia de la abstracción en la segunda mitad del siglo XX en Cuba.