Friday December 15, 2017

Diseño en la Isla: Una bienal y una eco-competencia

Arquitectura, diseño industrial, diseño de interiores, moda y "trashion"

Una selección de sillas en Laboartorio 26

Cortesía de la Bienal de Diseño de la Habana

El continuo restablecimiento en las relaciones Cuba-Estados Unidos ha provocado cambios en ambos lados del Estrecho de la Florida—entre ellos, un renovado enfoque en el diseño de la Isla.

Así dice Roberto M. Torres Barbán, coordinador de la primera Bienal de Diseño de La Habana, que tuvo lugar en la capital el mes pasado, con programas adicionales en Santiago de Cuba y Camagüey. 

En una presentación a principios de este mes en el Museo de Arte del Bronx, Torres Barbán habló sobre los esfuerzos para atraer la atención sobre el diseño contemporáneo junto con el arte del mismo tipo.

Roberto M. Torres Barbán habla de la Bienal en el Bronx Museum of the Arts

Foto: Cuban Art News

Aunque en los últimos ocho años se ha celebrado anualmente una Semana de Diseño, fue un evento relativamente de bajo perfil. La comunidad de diseño de Cuba, incluyendo la Oficina Nacional de Diseño (ONDi), cree que se podría hacer más.

"El nombre era muy fácil", dijo Torres Barbán, señalando el paralelismo con la internacionalmente reconocida Bienal de las Artes Plásticas de La Habana, que presentará su 13ª edición en el año 2018. 

El logo de la Bienal en la versión horizontal

Cortesía de la Bienal de Diseño de la Habana

Pero el concepto detrás de la primera Bienal de Diseño—o BDHabana'16- es diferente, como se refleja en su tema, Diseño y prosperidad. "Queríamos promover la idea, tanto en Cuba como en el nivel internacional, que el diseño cubano podría contribuir a la prosperidad de la economía dentro la Isla", explicó.

Como resultado, junto a una amplia gama de museos e instituciones culturales, entre las 22 salas de exposiciones de la Bienal estuvieron establecimientos empresariales como Conga: Arte y Diseño, una empresa de diseño de interiores y tienda al por menor, y el estudio de arquitectura Laboratorio 26.

Las exposiciones eran presentado por 22 organizaciones en varias partes de La Habana

Cortesía de la Bienal de Diseño de la Habana

Las exposiciones se centraron en temas tales como el diseño contemporáneo de joyas  (en el Museo Nacional de Bellas Artes), la arquitectura (en el Laboratorio 26, Malecón 663, y la Galería Taller Gorría, y otros lugares), y los muebles, artículos para el hogar y accesorios (en el Estudio Galería Los oficios, Galería Collage Habana, Centro de Desarrollo de las Artes Visuales).

La muestra de la joyería en el Museo Nacional de Bellas Artes.

Cortesía de la Bienal de Diseño de la Habana

Una selección de lámparas presentado en el Estudio Galería Los Oficios.

Cortesía de la Bienal de Diseño de la Habana



El diseño gráfico y de libros se presentaron en la Casa de la Poesía de la Oficina del Historiador de la Ciudad, y en los talleres para estudiantes internacionales presentados por la Fundación Ludwig de Cuba, con estudiantes de la Universidad de Arte y Diseño en Halle, Alemania.

En Galería Casa 8, una muestra del embalaje de productos y marcas comerciales

Cortesía de la Bienal de Diseño de la Habana

A las reuniones, conferencias y talleres de la Bienal asistieron profesionales  del diseño internacional como Birgit Lohmann, editor en jefe de Designboom, Christopher Turner, director de la Bienal de Diseño de Londres, Sir Martin Sorrell, director ejecutivo de la empresa de publicidad WPP, y el arquitecto español y diseñador industrial Alberto Lievore.

La Fábrica de Arte Cubano (FAC) fue el centro de las actividades de la Bienal, incluyendo exposiciones, proyecciones, y la popular Exposición colectiva de vestuario experimental, un programa de diseño de moda futurista.

Otro atrevido desfile de moda, Wake up! Cuba Trashion contó con diseños elaborados a partir de materiales recuperados y reciclados. Presentado en la Galería Raúl Oliva en el Centro Cultural Bertolt Brecht, el espectáculo fue todo un éxito.

En la Galería Raúl Oliva, el espectáculo Wake Up! presentada trajes de "trashion," creado de materiales reciclados y reclamados.

Cortesía de la Bienal de Diseño de la Habana

Otros acontecimientos notables incluyeron el Premio ONDi- Diseño 2016 y la exposición en el Centro Hispano-Americano de Cultura. Entre los ganadores estuvieron el  aclamado veterano diseñador gráfico Rafael Morante, con una exposición retrospectiva en el Teatro Nacional de Cuba.

Una exposición sobre los muebles de la aclamada y diseñadora de interiores Clara Porset (1895–1981) fue presentada en Factoría Habana, donde permanecerá abierta hasta el 31 de agosto (Para más información sobre Porset, ver nuestro perfil de julio de 2014. Para más información sobre la exposición en Factoría Habana, véase el artículo actual en el sitio web de DesignBoom.) 

En la Factoría Habana, Clara Porset... el eterno retorno corre hasta el 31 de agosto.

Cortesía de la Bienal de Diseño de la Habana

Para los organizadores del evento, uno de los principios básicos fue que, a pesar de que la bienal tiene el nombre "Habana" en su título, sus actividades no se llevarían a cabo sólo en esa ciudad. Como resultado, el programa en la capital fue seguido de exposiciones y eventos en las ciudades de Santiago de Cuba y Camagüey. 

La primera Bienal de Diseño de La Habana fue organizada por la ONDi, el Ministerio de Industria, el Ministerio de Cultura, la Fundación Caguayo, la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales, el Instituto Superior de Diseño y otras organizaciones. 

Vea más imagenes de la Bienal en el álbum de fotos en la página de Cuban Art News en Facebook.

Y ahora, una competencia

Uno de los oradores en la Bienal fue Pino Fortunato, un profesional italiano de diseño que dio un taller muy concurrido sobre el diseño ecológico. Sobre la base de los intereses que vio en la Bienal, Fortunato y su organización sin fines de lucro con sede en Nueva York, Ecoarte, se han asociado con la ONDI y otras organizaciones para crear Diseño Habana, "la primera competencia de diseño mobiliario e iluminación eco-sostenible en Cuba."

Pino Fortunato de EcoArt habla de diseño sustenable en un taller de la Bienal. Fortunato ha organizado la concurso Design Havana.

Cortesía de la Bienal de Diseño de la Habana

Abierta a arquitectos y diseñadores en cualquier etapa de su carrera residentes  en Cuba, el concurso invita a los participantes a presentar diseños sostenibles para los asientos, la iluminación y artículos como camas, mesas, escritorios, etc.

Un jurado seleccionará cinco proyectos a ser desarrollados como prototipos. Los participantes de los proyectos seleccionados recibirán US $ 1.000 para crear un prototipo de la pieza. Los prototipos se mostrarán en una exposición en La Habana este otoño.

El ganador, elegido entre los cinco finalistas, se le otorgará un programa de residencia de diseños por encargo totalmente subvencionado en Italia.

En su presentación en el Museo del Bronx, Fortunato hizo hincapié en la eco-sostenibilidad como una consideración primordial en la competencia. Señaló que en las presentaciones, los participantes deberán describir sus materiales en detalle.

"¿De dónde es? ¿Es de Cuba o importado?", dijo, añadiendo que un proyecto que utilice la madera de la isla tendría ventaja competitiva con respecto a uno que use madera importada de Brasil u otro lugar. "¿Qué sustancias químicas están involucradas? ¿Cómo las estás manejando?"

Las bases del concurso están disponibles en el sitio web de Design Havana (Diseño Habana). También están disponibles en las oficinas de la ONDi, que también está aceptando las presentaciones.

La fecha límite de presentación es el 4 de septiembre. 

Entre las organizaciones que colaboran en el concurso de Diseño Habana están Ecoarte, la ONDi, la Bienal de Diseño de La Habana, el Fondo de Artistas de Cuba, Arte para la Promoción y la Embajada de Italia en Cuba.

Susan Delson es editora en Nueva York de Cuban Art News desde el año 2009. Ex miembro del Departamento de Educación del Metropolitan Museum of Art, ha sido editora para instituciones como Museum of Modern Art, Asia Society, El Museo del Barrio. Entre sus obras, ha escrito el estudio y biografía cinematográfica de "Dudley Murphy, Hollywood Wild Card" y editó "Ai Weiwei: Circle of Animals". Ha sido editora de revistas como Forbes, Louise Blouin Media, y otras.