Saturday December 16, 2017

Celia y Yunior: "Nunca hemos creído en la figura del artista como el genio iluminado"

El dúo comenta sobre el arte cubano, planes futuros y los Premios de Arte Cubano de la Fundación Farber.

Celia y Yunior, Vaca Blanca, monocanal video con contactos de galerías comerciales en los EEUU y areas verdes del ISA

Cortesía de Celia y Yunior

En el mes de mayo, el dúo Celia & Junior obtuvo el premio Joven Artista del Año, otorgado por la Fundación Farber. En entrevista por email con Susan Delson, editora de Cuban Art News en Nueva York, comparten impresiones sobre el galardón, su trabajo actual, y perspectivas de trabajo, el arte cubano y la próxima década.

Primeramente, felicidades por ser ganadores del Premio de Arte Cubano en la categoría de artistas jóvenes. ¿Cómo se sintieron cuando se anunció su nombre?

¡Muchas gracias! Fue una gran sorpresa para nosotros saber que habíamos obtenido el premio. Sabíamos que nos encontrábamos entre los finalistas propuestos por el jurado en la categoría de artistas jóvenes del año 2015, pero el listado de finalistas era bien fuerte. Artistas jóvenes, amigos muchos de ellos, que tienen una obra sólida y que llevan muchos años, al igual que nosotros, trabajando de manera continuada. Realmente cualquiera de ellos podría haber obtenido este premio.  

¿En qué etapa de su carrera consideran estar?

Es bien complicado describir claramente en que momento de nuestra carrera nos encontramos. Ahora estamos tratando de exportar nuestras metodologías de trabajo a los espacios donde estamos viviendo. Creemos que esa es una de las principales maneras de conocer y aprehender esos espacios, sociales y físicos, que nos pertenecen temporalmente. Ambos estamos muy interesados en el ambiente académico como una de las maneras de nutrir nuestra práctica. Por esa razón, estamos bien enfocados en lograr nuestras maestrías y doctorados. Es una manera consecuente y orgánica de comprendernos a nosotros mismos, no solo como productores visuales sino como intelectuales.   

Cuáles son los temas de mayor interés para ustedes en este momento? ¿Cómo se conectan con sus obras anteriores? ¿Cómo se evidencia un cambio de dirección (si existe alguna)?

Seguimos muy enfocados en lo que ha sido un elemento fundamental en nuestro trabajo: la relación que se establece entre el individuo, como ente social, y las instancias que administran y organizan esa vida en sociedad. De qué manera cada uno de nosotros portamos, en una escala micro, los próximos estadios de evolución de instituciones, organizaciones y sistemas que debido a su alto contenido burocrático no pueden moverse a la velocidad requerida.

Vista general de Capital humano por Celia y Yunior

Cortesía de Celia y Yunior

Continuamos involucrando gran cantidad de información en los proyectos y obras nuevas, tratando de conectar elementos que normalmente no asumiríamos como fundamentales o decisivos en nuestra vida diaria, pero que si tienen un impacto en la manera en que percibimos y experimentamos nuestra vida en sociedad.

Detalle de Capital humano (fotos de bienes confiscados en varios casos de corrupción en Cuba)

Cortesía de Celia y Yunior

Todo esto sin necesidad de ser dramáticos, amarillistas o hiperbólicos, tratando de mantener una actitud respetuosa y reflexiva, buscando generar dialogo y conexiones entre aquellos que comparten una experiencia o preocupaciones similares a las nuestras.

Nunca hemos creído en la figura del artista como el genio iluminado que aporta “LA SOLUCIÓN”, sino como alguien que visibiliza y reconecta áreas de nuestra historia, contexto y subjetividad compartida.   

¿Qué pueden decirnos del estilo y los medios? ¿Han comenzado a incursionar en nuevos medios? O tal vez retomar medios que no han usado por largo tiempo?

Muchos de los proyectos que hemos realizado recientemente son instalaciones, o video instalaciones. La instalación aporta un elemento espacial invaluable en el despliegue de información. Convierte la información en algo más que un elemento del acto cognitivo ya que la convierte en algo permeable, transitable y mucho más accesible a niveles empáticos.

Celia & Yunior, El cuerpo habla en pasado, version instalativa

Cortesía de Celia y Yunior

El video es un medio que ha estado involucrado en varios de los últimos proyectos, como parte de una instalación por ejemplo, pero no como mono canal. En el futuro tenemos planeado retomar este medio como una forma muy eficiente para la circulación de información, pero también como una herramienta exploración y reconocimiento de los nuevos contextos en los que estamos participando.  

Detalle de El cuerpo habla en pasado, version instalativa, por Celia y Yunior

Cortesía de Celia y Yunior

Los premios Farber de arte cubanos son internacionales, abiertos a artistas cubanos en todo el mundo. Como el arte cubano atrae más la atención en la escena artística internacional, ¿qué impacto cree usted tiene para los artistas cubanos que trabajan en la isla? Y para los artistas cubanos que trabajan en otros lugares? ¿Cuáles son los retos de este momento específico?

La idea de un premio de Arte Cubano que sea internacional, que tome en cuenta no solo los artistas viviendo en Cuba sino a la diáspora, es muy bueno. Es una estrategia muy inteligente que podría cubrir muchos vacíos de memoria. Muestra además un compromiso con el arte cubano más allá de los límites físicos de la isla, lo que ha sido un problema recurrente en la cultura cubana en los últimos 50 años.

Celia Gónzalez Álvarez del equipo Celia & Yunior, recipientes del premio para Joven Artista del Año de los Premios de Arte Cubano.

Foto: Ladyrene Pérez

Pensamos que el hecho de Cuba convertirse en un foco con un alto grado de visibilidad a nivel internacional es muy bueno para todos los artistas cubanos, radicados en la isla y en el exterior. El reto más grande es que nos podemos estar enfrentando a una visión de la isla y su cultura como un fetiche con altos grado de rentabilidad económica.

Así se generan paradigmas muy unilaterales, y se acentúa un pragmatismo basado en el valor económico, que puede traer como consecuencia una disminución de otros tipos de prácticas artísticas que aportan un matiz necesario al ámbito artístico y a la cultura en Cuba. Creo que el reto consiste en, conservar un equilibro, que obviamente no debería involucrar el acto de limitar, conservar la diversidad artística a partir de un uso consciente de políticas culturales que promuevan la coexistencia y fomente diferentes tipos de prácticas y su circulación.  

Detalle de El cuerpo habla en pasado, version instalativa, por Celia y Yunior: diagramas de ejercisios fisioterapeuticos para la rehabilitación de las extremidades inferiores.

Cortesía de Celia y Yunior

¿Cuáles son sus impresiones de la Bienal de este año?

Solo uno de nosotros pudo estar presente, y por muy poco tiempo.

Se nota una fractura visible entre los eventos centrales de la Bienal y muchos de los colaterales, por un lado todos los proyectos que ocurren en los barrios y zonas de la capital suponen una búsqueda muy diferente, enfocados en repensar el arte como parte de esos contextos específicos. Mientras que hay una vuelta al mercado, al objeto y a lo fácil de coleccionar y transportar, que es extremadamente visible en la mayoría de los espacios colaterales al evento.

Ésto trae como consecuencia fenómenos que merecen ser observados con detenimiento debido al impacto que pueden tener en las nuevas generaciones, en como perciben la relación arte y mercado. Pero eso depende en gran parte de cada artista y como asume su trabajo en un contexto inundado por la oferta y la demanda, una demanda predominantemente norteamericana.    

Ustedes fueron seleccionados para el Pabellón Cubano de la Bienal de Venecia de este año. ¿Cómo fue esa experiencia? Qué obras seleccionó para mostrar allí?

Fue una experiencia muy interesante representar a Cuba en la Bienal de Venecia, y tener la oportunidad de hacerlo junto a artistas cubanos como Grethell Rasúa, Susana Pilar Delahante y Luis Gómez, una de las figuras más prominentes de la escena contemporánea cubana. Además de tener la oportunidad de trabajar y conocer al equipo Italiano, el curador Giacomo Zaza, la Sra Miria Vicini y todo el equipo de apoyo durante el montaje y estancia.

Después de conversaciones con los curadores y teniendo en cuenta la idea curatorial que conectaba las obras en el pabellón decidimos mostrar “Apuntes en el Hielo”, una video instalación que realizamos en el año 2012. Fue resultado de aproximadamente 6 meses trabajando en los archivos de tesis del Departamento de Sociología de la Universidad de La Habana.

En Venice: Celia y Yunior, Apuntes en el hielo, 2012

Cortesía de celiayunior.wix.com

En ella se muestra la producción académica de dicho Departamento, en cuanto a tesis de Licenciatura, Maestrías y Doctorados desde el año 2001 hasta el 2012. Cada año está representado por una barra vertical de paquetes de hojas sin imprimir. La cantidad corresponde al cúmulo de investigaciones realizadas durante el mismo. Encima del esquema una proyección muestra los títulos de las tesis y los años a los que pertenece cada columna. Un hipervínculo entre dos campos del conocimiento que busca iluminar momentáneamente observaciones desde un entrenamiento sociológico almacenadas durante esta última década.

De toda la experiencia de nuestra estancia en Venecia hay una imagen que representa para nosotros la metáfora del evento. En medio de una recepción de la fundación Prada un muelle lleno de asistentes VIP colapsó y todos cayeron al agua, la estructura no pudo resistir. Es la sensación durante los días previos a la inauguración, un mega evento enfocado en la imagen del mundo del arte y no en los elementos esenciales de este, una semana de la moda con aperitivos estéticos.   

¿Tienen alguna meta para los próximos cinco años? Los próximos diez? ¿Cómo avizora el arte contemporáneo en ese momento?

Nuestros principales objetivos son continuar trabajando y lograr nuestros grados académicos. Continuar perfeccionando nuestras estrategias de trabajo y circulación de información sobre las obras que pretendemos realizar en el futuro. Incrementar el número de eventos organizados y gestionados por nosotros mismos, así como las colaboraciones con otros colegas dentro del mundo del arte y otros campos afines a nuestra práctica como la sociología, antropología, administración pública y los estudios económicos.

Quisiéramos también continuar involucrados en el ámbito pedagógico, tener la oportunidad de compartir nuestra modesta experiencia y criterios con aquellos que empiezan a trabajar en el arte. El Arte Contemporáneo Cubano en los próximos diez años? Solo podemos expresar nuestro deseo por ver nuevamente una oleada de trabajos y artistas que continúen revisando y repensándose los diferentes aspectos de la sociedad en que viven. Un arte que sea capaz de visualizar Cuba conectada a las problemáticas fundamentales del arte en el mundo y responder a ellas desde la práctica y la teoría.

Qué planes tiene próximamente?

En estos momentos nos encontramos en la fase preparativa con vista a nuestra participación en la Bienal de Lyon en septiembre. Donde presentaremos un proyecto concebido especialmente para esta exhibición Rendez-vous 15 en el IAC (Instituto de Arte contemporáneo Villeurban / Rhone-Alpes).

Susan Delson es editora en Nueva York de Cuban Art News desde el año 2009. Ex miembro del Departamento de Educación del Metropolitan Museum of Art, ha sido editora para instituciones como Museum of Modern Art, Asia Society, El Museo del Barrio. Entre sus obras, ha escrito el estudio y biografía cinematográfica de "Dudley Murphy, Hollywood Wild Card" y editó "Ai Weiwei: Circle of Animals". Ha sido editora de revistas como Forbes, Louise Blouin Media, y otras.