Wednesday December 13, 2017

Reporte de las subastas de otoño: Lam y Sánchez sobrepasan altos estimados, otros artistas también

Obras de Enríquez, Darié, Zilia Sánchez entre los lotes de mayor valor

Tomás Sánchez, Meditador y laguna escondida en el bosque, 1995

Cortesía de Sotheby's

Como de costumbre, con Wifredo Lam y Tomás Sánchez a la cabeza, una serie de artistas cubanos tuvieron una gran actuación en una semana de subastas, dominada por la venta de la colección de Lorenzo H. Zambrano.

Armando Mariño, La Patera (The Raft), 2002

Cortesía de Phillips

La subasta comenzó en Phillips, donde había una gran representación de  artistas cubanos contemporáneos -entre ellos Carlos Garaicoa y Carlos Estévez- quienes tuvieron sólidos resultados: Untitled (P-37) de Garaicoa por un valor de  $ 30.000 contra su estimado de $ 25-$ 35.000 y Entropía del porvenir de Estévez llegó a  $ 12.500 sobrepasando su estimado. (El precio incluye la commission del comprador.) La Patera (The Raft), una impresión de Armando Mariño, se vendió por 6.875 dólares, más del doble de su valor que era $ 3.000.

Wifredo Lam, Le nid fasciné, 1944

Cortesía de Christie's

Las cifras aumentaron considerablemente en Christie la noche siguiente, donde Untitled (Personnage avec oiseau) de Wifredo Lam excedió su ya alta estimación de $ 450.000 para llegar a $ 581,000. Un segundo Lam, Le nid fasciné, fue aún más impresionante, ya que alcanzó un valor de $ 629.000 contra un alto estimado de $ 350.000. Otras piezas de Lam también superaron sus altas estimaciones, incluyendo una obra sin título (Lote 38), que ganó $ 389.000 contra un máximo de $ 350,000, y Composition pour un matin vendida por $ 293.000 contra un alto estimado de 180.000 dólares.

Carlos Enríquez, El Hurón Azúl, 1953

Cortesía de miamicurated.com

El Hurón Azul, el lienzo de 1953 de Carlos Enríquez que ha estado fuera de mercado desde 1960, salió a pujas por $ 300.000; pero superó este valor llegando a $ 353.000. Untitled (Olimpia), un gouache sobre papel de Amelia Peláez, alcanzo un valor de $ 47.500 contra un alto estimado de $ 40.000. Dos obras de Tomás Sánchez, Caer de agua, contemplador y luz y Tormenta del meditador, superó las altas estimaciones en $ 87.500 y $ 93.750 respectivamente.

Al día siguiente, la venta de Christie arrojó altos resultados adicionales. Dos lotes de Manuel Mendive, el bronce Aguas del Río y la pintura al óleo Sijú platanero, duplicaron sus bajas estimaciones, y alcanzaron valores de $ 52.500 y $ 50.000 respectivamente. Un lienzo sin título de René Portocarrero, estimado en $ 35-$ 45.000, alcanzó un alto valor de $ 81.250.

Sandú Darié, Triangulos blanco y negro, c. 1950

Cortesía de Sotheby's

También se destacaron artistas cubanos en Sotheby's. Los resultados más impresionantes llegaron de la mano de obras del fallecido magnate mexicano Lorenzo H. Zambrano: los 653.000 dólares ganados por Meditador y laguna escondida en el bosque, de Tomás Sánchez, la cual superó fácilmente su alta estimación de 600.000 dólares. El resto de la venta de arte latinoamericano de Sotheby fue significativa para Triángulos blanco y negro de Sandú Darié, que superó su estima de 40.000 dólares para llegar a $ 87.500 y Topología erótica (de la serie de Las Amazonas) de Zilia Sánchez, que se disparó más allá de su alto estimado de $ 35.000 para alcanzar $ 59.375.

Zilia Sánchez, Topología erotica (De la serie Las Amazonas), 1968

Cortesía de Sotheby's