Friday December 15, 2017

Diez días que estremecen La Habana: XXI Festival del Nuevo Cine Latinoamericano

El evento presentará más de 400 filmes a concurso y muestras de cine de variados países.

Hoy, Jornada del Médico en Cuba, comienzan los diez días del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, esta vez en su XXI edición. La ciudad de La Habana, recién cumplidos los 490 años de su fundación, vuelve a convertirse en la capital internacional del cine mundial. Las estadísticas laborales durante esta semanamostrarán con crudeza el fervor cinematográfico de los habaneros, quienes priorizan en estos días disfrutar del programa del festival, compuesto por más de 400 filmes en concurso y numerosas muestras colaterales.

La gala inaugural del evento será celebrada en el teatro Carlos Marx, espacio localizado en el exclusivo barrio de Miramar y cuyos 15 000 asientos se reservan para ocasiones muy especiales: artistas populares y grandes eventos políticos.

Los anfitriones de la apertura son vedaderamente de lujo: por un lado el pianista Chucho Valdés, fundador del Grupo Irakere en los años 70, hijo de Bebo Valdés y reciente ganador de su sexto premio Grammy, en Los Angeles. Y como especial toque femenino, la femme fatale del Buena Vista Social Club: Omara Portuondo, ganadora también de un reciente premio Grammy.

Para la primera noche ha sido seleccionado el filme argentino El secreto de sus ojos , co-producción entre Argentina y España dirigida por el experimentado director Juan José Campanella. El Secreto viene precedido por un rotundo éxito de taquilla en Buenos Aires: apenas estrenada el 13 de Agosto, más de un millón de argentinos acudieron a verla, y con 2 millones de espectadores se ha convertido en la producción nacional más popular en el último cuarto de siglo, además de ser galardonada en numerosos festivales como Toronto y San Sebastián. Representará a al país sudamericano ante la Academia de los Oscars en la modalidad de Mejor Película Extranjera, y en España fue seleccionada como candidata al premio Goya al Mejor filme Latinoamericano.